Ágora en línea

Este blog pretende informar y ofrecer un espacio para la expresión libre de las ideas… En el ágora sólo era requisito ser ciudadano para participar, lo mismo aquí.

El hombre camaleón

 

Zelig (Zelig), es una película que cuenta la historia de un hombre llamado Leonard Zelig que adquiere cuando es niño, la capacidad de tomar las características físicas del grupo de personas con el que se encuentre, por ejemplo, si está con médicos, judíos, políticos, etc. su cuerpo se metamorfosea hasta convertirse en uno de ellos.  Cual camaleón, Leonard Zelig, posee un mecanismo de adaptación extrema.

            La comunidad científica ve ante sus ojos un nuevo reto para el psicoanálisis puesto que, luego de ser analizado y estudiado por los mejores médicos del país, nadie ha logrado averiguar, qué es lo que causa tan extraño efecto en el cuerpo y mente de Leonard.  Todos fracasan en el intento y esto genera mayor inquietud en el caso. 

Aunado a la dificultad del insólito caso médico, su capacidad camaleónica comienza a atraer la atención de los medios, puesto que el fenómeno Zelig genera un efecto de admiración e imitación mundial hacia dicho personaje. Sólo la doctora Eudora Fletcher se interesa por Zelig la persona, no el personaje. Por lo que busca a toda costa tenerlo a su lado.

            El film, clasificado como falso documental es considerado un ícono del género, donde el director Woody Allen, te lleva de la mano en lo que de entrada atrapa al espectador por su carácter de documental que se atribuye a la realidad.       

Conforme transcurre la historia el público se va dando cuenta de que algo parece estar fuera de la realidad, sin  embargo, una deliciosa comedia entra en acción respaldada por entrevistas con especialistas, personajes cómicos, y una musicalización que redondean el film, de tal forma que es imposible dejar de verlo con tal de saber cuál será el destino del pobre Zelig, quien además llega a ser acusado de polígamo.

Anuncios

enero 8, 2009 Posted by | Opinión | Deja un comentario

El periodismo y las nuevas tecnologías

Por: Nayelli Romo

La información es un bien imprescindible que no puede negarse a la sociedad;  es la materia prima de los medios de comunicación como son la radio, televisión, la prensa, el cine y en últimas fechas la internet.

Lo que anteriormente conocíamos como la sociedad industrial, hoy es la sociedad de la información” y esto se debe a las que nuevas tecnologías de comunicación han generado una convergencia tecnológica que ha venido a facilitar las labores humanas.

La internet, aunque no es la única tecnología que presenta ciertas desventajas para el periodismo, sí es de las más importantes por el caudal informativo que proporciona.

El periodista tiene la obligación de verificar la veracidad de la información, puesto que muchos datos que ofrece la red, tienen procedencia desconocida o anónima, pero no por eso descartable.

Es pues una obligación ética averiguar cuál es la fuente que emite dichos testimonios cuando la red funciona como un compilado mundial para el periodista, sin embargo cuando sea éste quien genere la información sus fuentes deben estar bien sustentadas para luego plasmarlas en la internet de forma profesional, ética y con contenido.

El intercambio de información en tiempo real ha facilitado las entrevistas por este medio, pero el contacto humano, se pierde totalmente, jamás una máquina va a reflejar lo que cara a cara un entrevistado puede expresar con sus gestos o matices en la voz.

La vorágine informativa que arroja millones de datos en un solo segundo representa para el periodista, no sólo una oportunidad de actuar con punto crítico y analítico respecto a lo que ve, sino una pérdida tiempo contrastando los datos.

 Sin embargo, pese a que la red mundial de información ofrece grandes beneficios por su inmediatez, bajo costo y comunicación con todo el orbe,  trae consigo desventajas contras las cuales sólo un periodista comprometido con su eticidad podrá salvar.

enero 8, 2009 Posted by | Opinión | Deja un comentario